Radiofrecuencia Facial

La Radiofrecuencia es una onda electromagnética que al atravesar la piel y la grasa subcutánea genera intenso calor (casi 70 ° C). Este calor profundo produce una contracción de las fibras colágenas ya visible durante la 1° sesión. Si ello ocurre es un muy buen pronostico para el resultado del tratamiento, y el paciente se va más joven que antes de la sesión, mejorando el ovalo facial, la papada, los surcos nasogenianos y los párpados.

Tiene como función principal reestructurar el colágeno profundo,  logrando que las nuevas fibras de colágeno sustituyan a las envejecidas, por esto decimos que rejuvenece de manera no invasiva.

Es el método más eficaz y rápido para modelar el contorno corporal tensando la piel de cuerpo y rostro.

radiofrecuencia_facialCon el paso de los años, la acción de la gravedad y el daño producido por la exposición solar excesiva se genera flaccidez en todo el cuerpo pero sobre todo visible en la cara. La flaccidez en si misma es un signo, junto con las manchas y las arrugas,  de la disminución de la producción de fibras de elastina, que dan elasticidad a la piel y colágeno que otorga sostén.
Cuando es leve y el/la pacientes son tónicos, la radiofrecuencia monopolar suele dar excelentes resultados. Hablamos de monopolar, ya que es la más profunda que las demás, llegando a 2 a 3 cm de profundidad.

radiofrecuencia_facial2Pero además de contraer el colágeno existente, genera nuevo colágeno.

En el rostro, redefine el óvalo de la cara, levanta pómulos, remodela el contorno de los ojos, cejas, mejora la papada y el efecto “Bulldog” causado por el envejecimiento.