Microblading de Cejas

El microblading es una técnica que tiene su origen en el tébori, una técnica asiática con la que la tinta se implanta en la epidermis evitando así su deterioro. Esta técnica acaba de llegar a nuestro país y está teniendo un gran éxito entre todas las mujeres que la prueban.

En los métodos de tatuaje de cejas convencionales la tinta se deteriora con el paso del tiempo. El color se difumina y se vuelve azulado y, en algunos casos, incluso anaranjado. En cambio, con el microblading el color se mantiene siempre estable.

La sesión de microblading puede durar unos 45 minutos y cicatriza mucho antes que la técnica de micropigmentación habitual. Es recomendable que al mes de la primera sesión realices una segunda visita para que se retocar las cejas y perfeccionar el trabajo.

Después de realizarte el microblading, el resultado son unas cejas naturales más definidas, que agrandan la mirada y equilibran facciones.

La duración de tratamiento suele durar entre un año y un año y medio, y se debe de ir retocándolo regularmente pasado este tiempo.