Análisis y Diagnóstico de la Piel

Este diagnóstico es personalizado y permite analizar el tipo de piel según la edad y calidad de la misma. Es sencillo, la microcámara capta unas imágenes de la piel y establece un diagnóstico que nos dice el tipo de piel que tiene el cliente y cuáles son sus necesidades.

A su vez, indica los tratamientos ideales según sus carencias, y una vez finalizado el tratamiento se realiza una comparativa con el primer diagnóstico que se hizo. Es impresionante ver cómo evoluciona la piel.

Para una buena recomendación de tratamientos y producto es necesario conocer con precisión los básicos que intervienen en la salud y belleza de la piel:

  • Elasticidad
  • Grado de hidratación
  • Nivel de grasa
  • Porosidad
  • Profundidad de líneas de expresión o arrugas