Radiofrecuencia Corporal

Radiofrecuencia es la nueva alternativa para la celulitis y flacidez corporal , produciendo  un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo. Este calentamiento favorece el drenaje linfático, el cuál,  permite disminuir los líquidos y toxinas en el que se encuentran en la celulitis.

La Radiofrecuencia provoca la formación de nuevo colágeno tanto en la piel como en el tejido subcutáneo permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza.

En resumen, reduce y da mayor tonicidad de piel a todo el contorno corporal, trabajando especialmente en brazos, abdomen, glúteos y piernas.  Es ideal para después de una lipoaspiración, ante descensos bruscos de peso, y para combatir la flacidez post parto.

En cuanto a la duración del tratamiento, es variable dependiendo del área a tratar, sin olvidar que nos enfrentamos a dos patologías muy complejas la ceclulitis y la flacidez, en las que la combinación con otras técnicas suele mejorar los resultados.

Las zonas pequeñas como brazos o abdomen suelen realizarse en 25-30 minutos, zonas más amplias  (cara lateral de muslo) pueden prolongarse 45-50 minutos por sesión.

El procedimiento es sencillo. El paciente puede incorporarse a su vida cotidiana de inmediato, únicamente debe evitar el sol las siguientes 24-48 horas.

El número de sesiones es variable pero se consideran necesarias entre 8 y 12 distanciadas un mínimo de una semana. El procedimiento es muy bien tolerado y no precisa anestesia.