Presoterapia

La presoterapia estimula profundamente y puede ayudar a promover un flujo sanguíneo adecuado. Si la sangre fluye correctamente a través del cuerpo, se cree que es posible prevenir la hinchazón de los tejidos internos del cuerpo, asegurando que están expuestos a tanto oxígeno como les es posible. Recibir suficiente oxígeno puede ayudar a restaurar los tejidos dañados y hacer que la piel se sienta más tersa y evitar que la piel quede floja o suelta.

Además de ser utilizada con fines cosméticos para suavizar la textura de la piel, la presoterapia también puede ser utilizada como una opción para ciertas afecciones médicas. Las personas que tienen condiciones médicas que causan mala circulación sanguínea, como la hipertensión o la diabetes, pueden someterse a este tratamiento para tratar de promover un mejor flujo sanguíneo. El flujo sanguíneo adecuado puede ayudar a aliviar el entumecimiento o dolor en las extremidades y prevenir la decoloración de la piel por la falta de flujo sanguíneo.

Se puede utilizar en conjunto con algas marinas para desintoxicar, reafirmar, tonificar, mejorar la circulación y aumentar el drenaje linfático.

Es una gran alternativa a la liposucción, y puede ir asociada con los tratamientos vacuomobilización de resultados excepcionales.