HIFU Facial

El sistema HIFU o ultrasonidos localizados de alta frecuencia es un tratamiento no quirúrgico que permite mejorar la flacidez facial mediante la focalización selectiva de energía ultrasónica. Estos de ultrasonidos de alta intensidad permiten concentrar toda su energía sin afectar a los tejidos más superficiales de la epidermis. La diferencia entre el HIFU y otras técnicas no invasivas como el láser, es que los ultrasonidos focalizados actúan directamente sobre las capas profundas de la piel.

Los resultados comienzan a apreciarse en la primera sesión, pero se hacen evidentes pasados unos meses. No son necesarios cuidados especiales durante el tratamiento con ultrasonidos estéticos.

  • Estira y tensa la piel
  • Reduce las arrugas en cara y cuello
  • Favorece la producción de colágeno
  • Aporta elasticidad a la piel
  • Devuelve la luminosidad al rostro
  • Reduce las bolsas de los ojos
  • Minimiza las marcas del acné y otras cicatrices, entre ellas, las estrías

Se realiza en una sesión de 60 minutos aproximadamente.
De 1 a 3 veces al año.
No se requiere recuperación.
Efectos progresivos de 1 a 3 meses.
Resultados Duraderos.